Xóchitl Gálvez 1 – AMLO 0

Xóchitl Gálvez 1 – AMLO 0

Xochitlmanía / El Economista

Por ahora los hierros del presidente AMLO, le otorgan una ventaja a Xóchitl Gálvez, sin embargo, las dirigencias de la alianza y la propia Gálvez se encargarán de tomar decisiones descabelladas para empatar el marcador.

En el proceso de selección de las alianzas a la presidencia de la República, la candidata de la Alianza va por México, Xóchitl Gálvez, supera al Sr. del Palacio nacional.

A AMLO en su afán por controlar la agenda política, se le ocurrió la peregrina idea de atacar a la senadora Gálvez. Le salió el tiro por la culata.

En los hechos hizo, lo que no quiso hacer con sus corcholatas, destapó a Xóchitl Gálvez como candidata opositora, le dio a la ciudadanía un candidato digno que no hubiera podido gozar de esa legitimidad sin el empuje presidencial.

Otorgó a la ciudadanía, más que a los partidos, un candidato capaz de unificar el descontento hacia la 4T, la senadora Gálvez, no era la favorita en su partido el PAN, ya que Jorge Romero y Marko Cortés se inclinaban por Santiago Creel, cuya candidatura hubiera sido más a modo para la causa morenista.

Por el otro lado, para el amigo poco confiable Don Alito Moreno le complicó el panorama político, en la medida que abarata su capacidad de traición y chantaje. Con Morena no puede ir, ni lo quieren y sería un descaro, con la alianza se le acaba el juego político al PRIMOR. En la coyuntura actual, AMLO entregó “involuntariamente” el bastón de tatamandón a Gálvez, más allá de las dirigencias partidistas.

Más aún, el esquirol Dante Delgado, ve en Gálvez una oportunidad para tener mayor rentabilidad política, por ello ha condicionado su incorporación en la alianza opositora a que salga el PRI. En este sentido el poderosísimo Alito podría quedarse solo con su partido con el riesgo de perder el registro.

Al día de hoy, el destape de la senadora Gálvez por parte de AMLO, redujo el margen de maniobra a los partidos políticos.

Siempre queda la salida poco digna de que la alianza opositora propine una patada a la Gálvez pavimentando la ruta para el triunfo morenista y, de paso, regalando a MC un candidato genuino que lo coloque como segunda fuerza política del país.

Querido lector, por ahora los hierros del presidente AMLO, le otorgan una ventaja a Xóchitl Gálvez, sin embargo, las dirigencias de la alianza y la propia Gálvez se encargarán de tomar decisiones descabelladas para empatar el marcador.

Por ahora, es muy peligroso para Morena que pierda su capacidad para imponer la agenda mediática de cara a las elecciones presidenciales. 

Opinión por Eliseo Rosales Ávalos. Politólogo y abogado, académico, columnista, presidente de ciudadanos sin partido y orgulloso mexicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *